Periodismo deportivo. ¡No me hagáis reír!

Periodismo deportivo. ¡No me hagáis reír!

Carta abierta al periodismo deportivo, a los programas deportivos de radio, a los informativos de televisión dependientes y a la prensa escrita marcada por el forofismo.

Muy señores míos. Soy de la generación de Estudio de Estadio y Estadio2, cuando cada sábado era una olimpiada.

Aprendí que los pasos no eran igual en baloncento y en balonmano; escuché hablar a mi madre de eagles y birdies en un inglés perfecto, cuando para ella «Pol Niuman» era «Paúl Neman»; aprendí que en él voleibol también había voleas como en el tenis (aunque la pelota era 10 veces mas grande); que el boxeo era el deporte favorito de mi padre y solo se podía ver por la noche. Aprendí que merecía la pena hacer pellas por ver a Perico y que Indurain era humano; que había un fútbol al que se llamaba futbito o fútbol sala, pero lo jugaban chicos tan grandes como los del soccer; aprendí que los periodistas sabían de deporte, deporte no exento de polémica, pero deporte. Deporte sin personajes estrafalarios, ni parafernálias.

¿Qué ha ocurrido con los comentaristas deportivos? ¿Qué ha ocurrido con los periodistas deportivos? ¿Tanto vende «el sálvame deportivo»? ¿Merece la pena venderse?

Me dan lástima que profesionales que tanto pueden aportar como Nino Buscató, Miguel Ángel Paniagua, Sebastián Álvaro, Santiago Segurola o Joan Villadelprat tengan miniespacios para exponer sus opiniones basadas en el estudio o en su experiencia y, sin embargo, se les permita a los «payasetes» que ni aportan nada al deporte, ni tienen valores deportivos, llenar programas de radio, informativos de televisión y portadas de periódicos.

¿Qué clase de informativo, qué clase de periodismo obvia una noticia deportiva porque los derechos de retransmisión los tiene «la competencia»? ¿Dónde quedaron los hechos novedosos o poco comunes?

Le pido disculpas a Antonio Lobato y aprecio su evolución y su profesionalidad en la F1. Pero no se me ocurren más ejemplos loables en los últimos tiempos.

Desde aquí quiero mostrar mi respeto y admiración por: Olga Viza, Paloma del Río, María Escario, Pedro Barthe, Pedro González, Valentín Requena, Raúl Santidrián, Carlos Martín, José Ruiz Orland, etc,… y a todos los comentaristas y conductores de programas deportivos que nos han hecho aprender, vivir y disfrutar del deporte. De muchos deportes.

Gustos a parte… ¡Qué vuelvan los buenos!

No Comments

Post A Comment