Campaña poco afortunada

Campaña poco afortunada

Ya llevan varios meses “dándonos cuerda emocionalmente” y sin embargo, cada vez que vemos el spot de Bankia (en todas sus versiones) con ese fondo musical melancólico a la par que nostálgico, esa niña, ese perro labrador, esa pareja “embarazada”, ese jubilado, los estudiantes, los currantes, tantos y tantos extras, no podemos por menos que pensar que algo no funciona en esta estrategia.
Nosotros sentimos “un efecto repulsa” que no creo que sea el que se espera de la campaña. Tampoco creemos que difiera mucho del que recibe el resto de telespectadores.
Y es que desde nuestro punto de vista, no han conseguido dejar al margen todos los acontecimientos que han rodeado a la entidad bancaria. La sensación, en cierto modo es que nos toman por tontos. Otra vez.
Nuestras preguntas son, ¿el mensaje llega al receptor de una forma eficaz? ¿Lava algo más que algunos dineros “muy manchados”? ¿Os pasa lo mismo que a nosotros y os produce el efecto contrario al que pretenden conseguir?
Dos preguntas más sobre los equívocos que nos provoca la idea (dirigidas al equipo que ha elaborado la estrategia de campaña) ¿Antes no tenían principios? ¿Con qué mensaje nos tenemos que quedar?
El discurso “publicitario” usa elementos persuasivos y seductores para convencer al público objetivo de que tiene que comprar un determinado producto.
Una “estrategia” es un conjunto de acciones planificadas sistemáticamente en el tiempo que se llevan a cabo para lograr un determinado fin o misión.
Adiós “principios” de campaña.

No Comments

Post A Comment